Ay, ay, ay.


Pues sí, ya se han terminado las fiestas y todo vuelve a la normalidad.
Bueno, no tanto, la nieve cubre las calles y los resbalones están a la orden del día. Cuando veníamos para la biblioteca, hemos tenido un accidente: mi lectora ha patinado en medio de la acera y tras mover los brazos como si fueran aspas de molino, ha conseguido estabilizarse y no dar con su culo en el suelo.
Claro que yo no he tenido tanta suerte. La bolsa donde me llevaba se ha rasgado y he salido despedido. Tras aterrizar a varios metros con las pastas sobre la nieve, me he quedado con las hojas sacudidas por el viento y absorbiendo la humedad de los copos que caían sin descanso.
Brrrrrr, ¡qué frío!
Ella me ha cogido enseguida y ha empezado a sacudir la nieve que manchaba mi portada. Lo malo es que ha puesto tanto ímpetu, que he temido despedazarme del todo.
Una vez satisfecha, hemos entrado en la biblioteca.
Ay, bendito calor.
La lectora ha sido tan amable de contar a la bibliotecaria el accidente que acababa de ocurrir y enseguida me han puesto a secar sobre uno de los radiadores.
Una hora más tarde mis hojas estaban completamente secas y yo esperando a que me llevasen a mi lugar correspondiente o —no caerá esa breva—, al expositor de novedades. Empezaba a aburrirme y quería saber qué tal habían pasado las fiestas mis compañeros de fatigas.
El primer estornudo me ha pillado desprevenido y casi me caigo del radiador. Mis pobres letras se han pegado al papel como lapas para no salir despedidas con los siguientes.
Para cuando me han puesto en mi balda de siempre, no tenía fuerza para mantenerme erguido y me han tenido que sujetar entre dos de mis colegas.
¡Qué balito esdoy!
Pero que mi esdado dan deblorable no os imbida ir a la bibliodeca, bor favor.
¡Hasda brondo! Aaaachísssssss!!!!!
Todos los derechos reservados©
Nota: La fotografía es de un óleo que pinté hace unos años.

15 comentarios:

Love 8 de enero de 2009, 15:22  

Ay! Hasta que no he llegado a la parte de que lo llevaban a su sitio no he caído en que era un libro el que contaba la historia! Jajajaja! Voy a seguir ojeando tu blog...con permiso!

Pilar Cabero 8 de enero de 2009, 15:30  

Si pinchas en la etiqueta de Memorias de un libro romántico, te saldrá toda la historia de ese libro.
Besitos y gracias por entrar.

El Romancero de Joana 8 de enero de 2009, 16:06  

Resfriado y caida de culo en el hielo...Ay, como me identifico con ese pobre libro!

Pilar Cabero 8 de enero de 2009, 16:21  

Ya somo dos, Joana.
Besitos.

Kaneke 9 de enero de 2009, 15:41  

Hoy Madrid se ha despertado cubierto de un manto blanco que cubre las aceras y los parques. La calzada está repleta de coches abandonados tras algún desagradable abrazo matutino con alguno de sus congéneros y en la radio y la tele nos piden que procuremos no salir de casa...

¿Y ahora qué hago yo, viejo amigo? Estaba deseando que te devolvieran a la biblioteca. Había hecho una reserva y esta mañana me llamaron para decirme que ya estabas disponible pero... ¡no podré ir a recogerte!

¡Ya ves!, no eres tú el único que te ves sometido a los rigores del invierno, aunque, quizá mejor así. Cuando por fin te vaya a buscar mañana o pasado, te sentiras un poquito mejor y disfrutaremos juntos. Así tú te encontrarás más fuerte y optimista una vez que ya hayas superado tus dolencias tipográficas, víctimas de la gripe libreril (que este año viene terriblemente agresiva) y yo, haya abandonado la melancolía que pone en mi espíritu semejante escena invernal.

Afortunadamente tu literatura habla de la primavera, del resurgir de la vida y tantas otras cosas cálidas y bien recibidas que, seguro, compartiremos en breve.

¡Paciencia, amigo, que ya llego!

Besitos, Pilar. Me encanta la historia de tu libro y no he podido evitarlo...

Pilar Cabero 9 de enero de 2009, 16:59  

No te preocupes, cielo. Seguro que él te está esperando.
Muchas gracias por tu cariñoso comentario.
Cuídate, que ya tengo ganas de volver a charlar con las lobas.
Besitos.

jonny 20 de enero de 2009, 11:34  

Hola, soy Julia y llego desde el sitio de Arlette; yo también soy escritora y española. Hasta que he conocido a Arlette no sabía que la literatura romántica estuviera tan en auge... ¡Qué alegría! La mía es una narrativa más general; por supuesto que hay amor, pero hay también mucho de muchas otras cosas. Sin embargo soy una fan de la literatura romántica, con predilección por la autora americana Danielle Steel, y algunas otras de la nueva hornada de este milenio. Miraré de encontrar tu novela; para mí leer es un vicio. Soy una "yonqui" literaria... Espero que nos veamos a menudo por este blog. Si quieres visitar el mío, pásate por
http://juyjo.blogspot.com
BESOS

Pilar Cabero 20 de enero de 2009, 11:51  

Julia, muchas gracias por visitar mi blog.
He visto que tienes novelas colgadas en el tuyo. A ver si encuentro un rato y las voy leyendo.
He puesto tu link en el mío para poder visitarte.
Besitos.

juli 1 de febrero de 2009, 3:04  

Hola pilar, soy juli la cuñada de tu hermana.
ya sabes que todavia estoy para que me firmes tu libro, y esperando a leer el otro un beso

julia 1 de febrero de 2009, 3:19  

HOLA pILAR SOY JULI LA CUÑADA DE TU HERMANA. Ya sabes que sigo esperando que me firmes el libro y leer el siguiente , que me gustó mucho el primero un beso

Pilar Cabero 1 de febrero de 2009, 13:19  

Hola preciosa,
Bienvenida al blog por partida doble, jajaja
No te preocupes que te lo firmaré.
A ver si estamos.
Muchas gracias por tu visita.
Besitos.

Noelia Amarillo 24 de enero de 2010, 22:36  

que entrada mas real... y divertida!! me ha encantado como habla la Novela al final... jis... pobreta, espero que se cure pronto...

Pilar, me está chiflando chica, de verdad de la buena!!

Pilar Cabero 24 de enero de 2010, 22:46  

Jajajajaja
Es que a este pobre le pasa cada cosa...
Besitos

JULI 24 de enero de 2010, 22:57  

Hola guapa , soy juli jo, todabia no
he leido el otro pero no veas las ganas que tengo , cuando esté mas tranquila la leeré que quiero ver como sigue , feliz año y un beso muy grande .JULI MATELO

Pilar Cabero 24 de enero de 2010, 23:51  

Hola cariño,
Ya me dirás qué te parece cuando la leas.
Feliz año también para ti.
Besitos

Pilar Cabero - escritora

Pilar Cabero - escritora
Bienvenida amable lectora y también a ti, lector, a mi humilde casa. Elige un sitio para sentarte y ponte lo más cómodo posible. Sí, ese de ahí está bien. Deja las prisas fuera y disfruta del momento. Puedes quitarte los zapatos y arrellanarte en el sofá. Si tienes paciencia y esperas un poco, pondré algo de música para ambientar. Espero que pases un rato agradable y siéntete como en tu casa.

Puedes escribirme en: correo
Gracias por tu visita.

Traductor (Translate)