¡Qué locura!

Estoy inmersa en la corrección de mi última novela y deseando acabar para ver el resultado.
Al llegar a este punto, siempre me siento como si ya hubiera comenzado a despedirme de los personajes. Cual madre que les empezara a dejar libres (¡Cómo si alguna vez hubieran estado atados!). Es triste y a la vez liberador. Pero sobre todo: necesario.
El otro día, en cuanto cerré el Word hasta el día siguiente, mi mente se vio asaltada por un par de nuevos personajes. No tardaron en presentarse y en dar todo tipo de detalles para que les conociera bien.
¡Por Dios, si aún no había acabado con los anteriores!
Luego, sin hacer caso a mis suplicas de que esperasen unos días para contarme sus vidas, continuaron relatándome sus problemas entre peleas e insultos. ¿Cómo es posible que se lleven tan mal? Vale, reconozco que les han hecho una trastada y muy gorda, pero de ahí a que parezcan dos perros rabiosos…
El caso es que ahora mi cabeza es un bullicio de voces diferentes que se pelean por hacerse oír. Unos a punta de espada y los otros esgrimiendo un portátil.
¡Piedad!
A este paso no sé cómo lograré acabar la corrección sin que estos nuevos personajes interfieran en una historia que no es la suya. O, sin que terminen por volverme loca.
¡Ya voy! ¡Callaos un rato! Todavía no es vuestro turno.
En fin. Si tardáis en saber de mí, buscadme en algún sanatorio.
Besitos.

21 comentarios:

Miguel Angel Crespo 27 de febrero de 2009, 13:44  

Ahora mismo, eres como una madre embarazada a punto de dar a luz y ademas en puertas de la boda de tu hijo mayor... que se va a independizar...
Maravillos@...
Un Beso guapa...

Pilar Cabero 27 de febrero de 2009, 13:56  

Pues sí, exactamente jajaja
Añade que el embarazo es gemelar y que mi hijo mayor tiene dudas...
Ay... qué vida, madre, qué vida.
Besitos.

Érika 28 de febrero de 2009, 17:53  

Aaaay... eso me recuerda a cierto demonio coñazo q me estuvo dando la murga durante tooooodo el desarrollo de Faery, tooooodo el desenlace y toooooda la corrección...

Besos, guapa! Y no dejes que te ganen ;)

Andrea 28 de febrero de 2009, 19:42  

Pues si, colega, a veces no terminamos de despedir a nuestros niños que ya empiezan a pulular por ahi nuevas voces e historias que DEMANDAN ser contadas! Somos esclavos de nuestros personajes!
Un beso
Andrea

El Romancero de Joana 28 de febrero de 2009, 20:46  

Pilar, la próxima vez que hable contigo, voy a tener que plantearme si hablo contigo o con alguna de tus criaturas. Ay, es que empiezas a darme miedo, me recuerdas a un muchachillo muy tiernito que se llamaba Norman Bates... jaja, es broma! Un besote!

Pilar Cabero 28 de febrero de 2009, 22:56  

Ay, chicas, vosotras lo sabéis tan bien como yo.
¡Qué dolor de cabeza! Pero también, ¡Qué satisfacción cuando los ves en el papel!
Besitos.

rachel 3 de marzo de 2009, 22:26  

Hola prima!

Que sepas que te sigo. Espero tu nueva novela, y también la de esos nuevos personajes. Me encanta. Parece que los estoy viendo uno a cada lado tuyo y tu con las manos en los oidos frente al ordenador. Ya tengo ganas de hablar directamente contigo y concer una parte de ti que no conocía, que has dado a conocer, y que me falta por conocer en tanta gente, creo.

Me has hecho reflexionar... voy reflexionar un rato, te importa?

Besitos.

Pilar Cabero 3 de marzo de 2009, 22:45  

Hola preciosa,
Pues nada, refexiona, pero ten cuidado que salen arrugas, jajaja
Besitos.

Dulce Serena 4 de marzo de 2009, 10:15  

Hola pilar,
No veas lo identificada que me he sentido respecto a lo que estás pasando con la corrección de la novela y a esos dos nuevos personajes que luchan por que les des un "papel" en una historia que todavía ni has perfilado!!!

Paciencia!!

Arlette 4 de marzo de 2009, 10:19  

Qué bonito lo que cuentas, es el vivir diario de los que aman las letras y las plasman.
Cada detalle, cada palabra inspira una escena, donde personajes que hablan dentro de nuestra cabeza, comienzan una anarquía hasta salirse con la suya. ¡Una historia propia!
Estoy deseando leerte de nuevo.
Un beso.

Pilar Cabero 4 de marzo de 2009, 10:42  

Gracias Dulce, Arlette. Vosotras también me entendéis.
Mi marido, supongo que harto de verme con cara de loca, me ha regalado una grabadora de voz para que no pierda niguna idea.
Ay, ¡qué cielo de hombre!
Ahora me parezco a los forenses del CSI dictando la autopsia, jajajaja
Besitos.

Dulce Serena 4 de marzo de 2009, 15:07  

Jajajaja, te entiendo...
Me has dado una idea con lo de la grabadora, aunque no sé que será mejor, si decir en voz alta lo que estás pensando(en cualquier lugar, ya que la inspiración no sabe cuando te va a llegar, ni en qué momento es el adecuado)o como yo, que saco la libreta y el boli del bolso y en los lugares que no me conocen me miran mal, jajajaja.

Besos.

Pilar Cabero 4 de marzo de 2009, 15:23  

Yo siempre he utilizado libreta, pero las mejores ideas se me ocurren cuando voy andando al polideportivo y, en ese momento, no puedo escribir.
Ya os contaré qué tal resulta.
Besitos.

Kaneke 9 de marzo de 2009, 22:31  

¡Dios mío, Pilar!, lo tuyo sí que es grave...

Dile a tu marido que en vez de regalarte una grabadora que te regale una jaula para meter dentro a esos dos coñazos charlatanes que te has echado de compaña. ¡Y guarda bien la llave hasta que termines de corregir lo que tienes entre manos, que primero es Dios y después los santos! (que decía mi abuela -y era una mujer muy sabia...-)

Pilar Cabero 10 de marzo de 2009, 13:03  

Afortunadamente llevan unos días calladitos. No sé qué están tramando, pero miedo me da, jajajaja
Besitos

jonny 11 de marzo de 2009, 13:37  

Hola, guapa... No sabes cuánto me identifico contigo. La labor de corrección es una de las más pesadas del ser humano que un mal día se puso a escribir, jaja... Y cuando acabas una novela, sientes que algo se te muere dentro; que despides a los personajes como si formaran parte de tu familia más cercana... Yo particularmente los siento como hijos... Ánimo; porque muchos ya esperamos a que esté en las tiendas.

Pilar Cabero 11 de marzo de 2009, 15:23  

Gracias, caríño. A ver si las acabo de una vez. ¿Será que me resisto a dejarlos marchar?
Sigo para ver si acabo.
Besitos.

iralean 13 de marzo de 2009, 14:23  

Sí dejalos que hablen y en castellano que es la lengua mas bonita del mundo ...pero no te olvides de corregir... que esos que ya te hablaron los quiero conocer.
Un biko

Pilar Cabero 13 de marzo de 2009, 22:21  

Gracias por entrar, cariño.
Estoy en ello. A ver si lo termino y me pongo con los otros.
Besitos.

Mª VICTORIA 4 de abril de 2009, 9:42  

Pues nada, pilar, tú conténles un ratito mientras corriges, que estamos deseando leer tu nueva novela. Luego, ya tendrás tiempo de dejar que se explayen...

Besitos
Saradiana

Pilar Cabero 4 de abril de 2009, 20:24  

Ay, cariño, muchas gracias.
A ver si acabo ya, que me queda muy, muy poquito.
Besitos.

Pilar Cabero - escritora

Pilar Cabero - escritora
Bienvenida amable lectora y también a ti, lector, a mi humilde casa. Elige un sitio para sentarte y ponte lo más cómodo posible. Sí, ese de ahí está bien. Deja las prisas fuera y disfruta del momento. Puedes quitarte los zapatos y arrellanarte en el sofá. Si tienes paciencia y esperas un poco, pondré algo de música para ambientar. Espero que pases un rato agradable y siéntete como en tu casa.

Puedes escribirme en: correo
Gracias por tu visita.

Traductor (Translate)